MANZANA VERDE es una iniciativa de vecinos que quieren un Mar Azul limpio. Hoy en las callecitas vemos mezclado el bosque con la basura. Está la pinocha y es del paisaje, pero también, a su lado, están las bolsas rotas y la mugre desparramada como si nada.

La propuesta de MANZANA VERDE es muy simple, y ya está en funcionamiento: un vecino se compromete a mantener su manzana limpia, dentro de lo posible. Y pone un cartelito que señale que su manzana es una MANZANA VERDE.

Puede hacerlo como le parezca. Puede, simplemente, salir con una bolsa y levantar la basura, como hoy lo hacemos muchos vecinos pero de forma individual, y a veces sin conocernos entre nosotros. También puede pedir la ayuda de otros. Puede pedirle al vecino que tiene el tacho de basura hecho un destrozo —blanco fácil para aves de rapiña, bolsas a mano para el perro ladrón—, que lo arregle, al menos improvisando una tapa. Y pedirle con cariño al vecino o turista “distraído” que no vaya tirando a su paso, y a dos manos, paquetes, botellas y otras porquerías.

La basura es un problema mucho más grande del que podemos ver. Pero una calle sucia se ve… y podemos empezar por ahí, por limpiarla. Este es el primer paso para después incluir a otros
vecinos en la separación de residuos, y en el compostaje.

Si querés ser parte de esta iniciativa, podés comunicarte por medio de este formulario de contacto (aunque no quieras publicar un anuncio).

IMAGEN: limpieza en el Faro Querandí. Guardaparques y vecinos. Se llenaron alrededor de 20 bolsas con basura.